.

sábado, 8 de diciembre de 2007

Canallada!

(...) "y... si no pasás los límites, nunca vas a saber cuáles son" (...), dijo alguien alguna vez.
Hoy me puso algo triste pensar en que no conozco los límites de mi mente ni de mi imaginación. Supongo que será porque "nunca los pasé".
¿Será que, en realidad, no tengo límites y me produce temor saber hasta dónde puedo llegar? ¿O mi temor será que no puedo llegar demasiado lejos?
¿Me tengo que sentir la nada misma si pongo mi nombre en Google y no aparezco? ¿O tendría que respirar aliviada?

4 comentarios:

Comando Norma Aleandro dijo...

Yo puse en el google "límites + espinaca" y vine a parar acá.

Respiremos aliviados, pues.

Vawe, miembro endeble del C.N.A.

joAco dijo...

yo llegué a los límites de mi imaginación... y descubrí con pena que estaban más cerca de lo que esperaba.

mentira; espero nunca encontrarlos; no dejo de sorprenderme a mi mismo.

gracias por la piropeada, doña

joAco dijo...

lo bello del asunto, es que no se puede no creer en la perfección. la perfección es como el alma, es algo que se siente y se intuye, y sólo se reconoce al tenerla de lleno en las narices.

si sentís que no se adecúan, no se adecúan, entonces...

DobleV dijo...

Yo respiraría aliviada... y te pediría disculpas porque recién hoy noté tu comment en mi blog. Voy a seguir recorriendo el tuyo, me pareció interesante tu forma de pensar. Saludos desde nowhere.